911 541 426 / 601 44 92 59 (SOLO WHATSAPP/TELEGRAM)

Normas del centro

Con el fin de proporcionar el mejor servicio posible a todos los pacientes de fisioterapia y podología les comunicamos las normas de funcionamiento:

RESERVA DE CITA:

  • Los pacientes deben acudir con cita reservada previamente.
  • El horario de reserva de citas es de Lunes a Jueves de 09:30 a 21:00 horas. Los Viernes de 9:30 a 20:00.
  • Las citas pueden solicitarse por teléfono (91 154 14 26), por whatsapp (601 44 92 59) o de manera presencial (C/Mateo Inurria 11).
  • El paciente se compromete a asistir a las citas previamente concertadas, por respeto al profesional que le va a atender y al resto de pacientes que estén en lista de espera para ese día.
  • Para mejorar la atención al paciente y evitar que se produzcan esperas ajenas al centro, se ruega puntualidad. Cada sesión será atendida únicamente dentro del horario que marcaba su cita, evitando así causar molestias a otros pacientes.

MODIFICACIONES Y CANCELACIONES DE CITA:

  • Las modificaciones y cancelaciones de citas deben ser comunicadas al centro como mínimo con 3 horas de antelación, para poder cubrir ese hueco vacio con otro paciente de la lista de espera. El no hacerlo así conllevaría un perjuicio para la clínica  y para los pacientes de esa lista, que perderían la posibilidad de ser atendidos.
  • En el caso de que un paciente no acuda a su cita o no la cancele con tiempo suficiente, el tratamiento se dará por realizado, en cuyo caso deberá ser abonado (transferencia bancaria o presencialmente).
  • En el caso de no abonar esa cita, el paciente quedará bloqueado y no podría volver a coger cita en el centro. El paciente será desbloqueado en el momento en el que abone dicha cantidad.
  • En el caso de que el paciente no acuda a su cita, sin previo aviso, no sólo deberá abonar esa cita no realizada, además pasará a ser paciente de prepago (abono de citas de manera anticipada) y deberá coger cita en el centro de manera presencial y abonarla en el mismo momento. O bien podrá hacerlo por teléfono, pero deberá realizar una transferencia bancaria y enviar el justificante por correo electrónico para que el centro formalice su cita.
  • El paciente que cancele sin antelación suficiente, de manera reincidente también pasará a ser paciente de prepago.
  • Se considerará a un paciente reincidente, cuando se incumplan las normas respecto a las cancelaciones o no asistencias, al menos 2 veces.
  • El paciente beneficiario de precios especiales (convenios de empresa) que se convierta en reincidente, pasará a perder su condición de beneficiario, por lo que se le aplicarán las tarifas generales vigentes, además de lo indicado en los puntos anteriores (abono cita perdida y prepago).
  • La primera vez que un paciente no anule con suficiente antelación o no se presente a su cita, se le dará un aviso recordándole las normas del centro y quedara anotado en su historia de paciente. La clínica optará, esta vez, por no hacer cumplir las normas, como algo excepcional.

CAMBIOS Y DEVOLUCIONES:

  • El centro no contempla la posibilidad de devolución de dinero. Los sesiones de tratamiento prepago, así como los bonos de tratamiento pueden ser consumidos por el paciente que los adquirió o por la persona que ese paciente designe, ya sean familiares o amigos.
  • El paciente que ha abonado previamente alguna sesión o bono de tratamiento puede optar por cambiarlo por otro servicio del centro si así lo desea, abonando la diferencia si el tratamiento elegido tiene mayor coste.

 

Estas normas, en lo relativo a las cancelaciones y falta de asistencia, buscan luchar contra el absentismo que tanto daño hace a las clínicas y que supone miles de euros en pérdidas al cabo del año.

Si tú valoras tu tiempo, valora también el de los profesionales que tienen su agenda reservada para atenderte. Cuando coges una cita, estás bloqueando una hora de tiempo que no podrá utilizar para atender a nadie más en el caso de que no acudas a tu cita, o canceles demasiado tarde. Esa hora es tiempo perdido para el profesional, dinero perdido para la clínica y un paciente de lista de espera no atendido.

Abonar las citas no realizadas cuando no se han cumplido las normas no busca castigar al usuario, busca concienciarle en el compromiso que supone coger una cita y en la importancia de no ocupar un espacio reservado para él si no va a acudir. Ese tratamiento se abona al igual que cuando compramos entradas para el teatro y no vamos, cuando compramos billetes de avión y al final no volamos o cuando reservamos una habitación de hotel y al final no pasamos allí la noche.

Gracias por su colaboración